Ir al contenido principal

ESTRÉS...

El estrés es la respuesta automática y natural de nuestro cuerpo ante las situaciones que nos resultan amenazadoras o desafiantes. Nuestra vida y nuestro entorno, en constante cambio, nos exigen continuas adaptaciones; por tanto, cierta cantidad de estrés es necesaria.
En general tendemos a creer que el estrés es consecuencia de circunstancias externas a nosotros, cuando en realidad entendemos que es un proceso de interacción entre los eventos del entorno y nuestras respuestas cognitivas, emocionales y físicas. Cuando la respuesta de estrés se prolonga o intensifica en el tiempo, nuestra salud, nuestro desempeño e incluso nuestras relaciones personales pueden verse afectadas.

Las señales más frecuentes de estrés son:
Ansiedad, irritabilidad, miedo, fluctuación del ánimo, depresión, confusión, apatía e indiferencia; excesiva autocrítica, dificultad para concentrarse y tomar decisiones, olvidos, preocupación por el futuro, pensamientos repetitivos; reacciones impulsivas, risa nerviosa, trato brusco a los demás, aumento del consumo de tabaco, alcohol y otras drogas, mayor predisposición a accidentes, aumento o disminución del apetito; músculos contraídos, manos frías o sudorosas, dolor de cabeza, problemas de espalda o cuello, perturbaciones del sueño, malestar estomacal, gripes e infecciones, fatiga, respiración agitada o palpitaciones, temblores, boca seca.

Las estrategias para afrontar el estrés buscan prevenir o controlar los excesos en las demandas procedentes del entorno o bien de nosotros mismos y para ello se sugiere:
*Relajarse: realizar actividades que permitan renovarse física y psicológicamente: descanso, vacaciones, deportes y actividades de ocio, técnicas de relajación.
*Hacer ejercicio: las actividades físicas como caminar, nadar, o incluso limpiar el cuarto, reparan fuerzas y nos reaniman.
*Mantener una dieta saludable: evitar la automedicación y el abuso de cafeína, alcohol y comidas.
*Dormir bien: cuando se duerme la cantidad de horas necesarias, el cuerpo y la mente se mantienen en buen estado, pudiendo manejar cualquier situación negativa que cause estrés.
*Ser asertivo: establecer límites, aprender a decir que no. Suspender las actividades que son menos prioritarias
*Organizar el tiempo: priorizar y estructurar las actividades y expectativas.
*Intentar mantener expectativas realistas: esperar demasiado de uno mismo o de los demás, exigirse perfección o ser inflexible con las prioridades puede generar mucha frustración.
*Compartir las emociones: buscar alguien con quien conversar y expresar las emociones, tanto la risa como la pena y la rabia.
*Anticipar las situaciones estresantes y prepararse.
*Ordenar el espacio personal: limpiar y arreglar el espacio de uno cambia el ambiente físico de manera que ayuda a trabajar y descansar mejor.
***
***
"En la vida es necesario cierto reposo y para conseguirlo hacen falta distracciones que lo proporcionen"
-Aristóteles-

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Cual es la diferencia entre ocio y tiempo libre?

Nunca se me había ocurrido pensar en cuál es la diferencia entre ocio y tiempo libre, pero una encuesta que nos realizaron a Byrongio y a mi me llevo a indagar y a tratar de descubrir cual es en realidad esa diferencia...
El termino ocio etimológicamente proviene del latín otium, que significa reposo. Según el Diccionario de la Real Academia Española, ocio es el tiempo libre, fuera de las obligaciones y ocupaciones habituales. El ocio surge cuando se realizan las actividades satisfactorias y gratificantes que posibilita el tiempo liberado, de forma libre, decididas por uno mismo y gestionadas autónomamente
El tiempo libre se considera y contempla como el periodo de tiempo no sujeto a obligaciones. Sin embargo, en el tiempo libre se realizan una serie de actividades, que aunque no son propiamente laborales pueden llegar a ser obligatorias, tales como las tareas domésticas cotidianas, las compras de primera necesidad, etc.
Pero bien... ¿para vos cual es la diferencia?, ya que estas son u…

BIOGRAFIA DE HORACIO HIDROVO VELASQUEZ

"Si El Sol, inevitablemente, regresa
cada día y si padece la tragedia de
ver las mismas cosas, ahora deseamos
que alguna vez no encuentre:"


Horacio Hidrovo Velásquez, nació en la ciudad de Santa Ana, Provincia de Manabí, el 20 de mayo de 1902 y murió en la ciudad de Portoviejo el 19 de abril de 1962.

Su infancia transcurrió en su ciudad natal, para entonces una pequeña comunidad vinculada directamente con la vida agraria, lo que más tarde será un factor influyente en la narrativa del autor, especialmente en su novela Un Hombre y Un Río.

Su adolescencia y juventud transcurre entre Santa Ana, Portoviejo y Guayaquil hasta que definitivamente fija su residencia en la capital de la provincia. La permanencia en Guayaquil le permitió alternar con los integrantes del Grupo Guayaquil, siendo testimonio de esta convivencia espiritual, el vaticinio que hiciera José De La Cuadra, cuando expresa:

"Yo saludo en Hidrovo un gran poeta que será. Es esta la segunda vez que vaticino algo grande …

EL CRISTO DE LA QUEBRADA

"Abuelo, dónde está Dios
Mi abuelo se puso triste
y nada me respondió"

Lo escuché siendo pequeño, lo volví a escuchar ahora ya grande, a veces mi padre lo recita todavía, buscando su letra no encontré más que recuerdos, así que me limito a transcribir mi recuerdo de aquel poema:


- ¡Señor! por tu poder bendito te lo pide esta madre que esta viendo morir a su hijito y pa que le des la vida te ofrezco andar estas tres leguas de rodillas

- Ruperto ¡vení! arrodíllate e implórale al Cristo de la quebrada...

- ¡Señor! Yo soy un rudo paisano que a fuerza de mirar siempre pabajo no creo en mas poder que el de mis brazos, pero si tú Señor haces el milagro de salvármelo a mi hijo, te ofrezco mi bella majadita de veinte cabras blancas, también tengo mi vaca, también tengo mi mula y para Ti Señor tengo demás mi mano zurda si es que mi pobre fortuna no te es basta.

La leyenda dice que el niño sanó... mas la serrana murió después de andar tres leguas de rodillas, por la montaña vagan dispersas ve…